martes, 23 de abril de 2013

Jóvenes sin oportunidad de estudio

Mónica Camarena Crespo
Parque Juárez

Mientras las discusiones nacionales se centran en enconos políticos-electorales estériles, miles de estudiantes están siendo rechazados de las universidades públicas y quedan a la deriva, sin actividad, con un futuro inmediato que puede ser alcanzado rápidamente por la delincuencia.
Las cifras son preocupantes, tan solo en la Universidad Nacional Autónoma de México, hoy a merced de encapuchados que no tienen ninguna pinta de jóvenes decentes que luchen por ideales, fueron rechazados posterior a los exámenes de admisión cerca del 92 por ciento que solicito el ingreso a alguna de las licenciaturas.

La cifra es apabullante, una ofensa como país, que de los 126 mil estudiantes que se presentaron a examen de selección, solo fueron aceptados 10 mil, el equivalente al 8.6 por ciento. Parte del problema, se dio a conocer, es la concurrencia mayormente a licenciaturas como derecho, medicina o ciencias de la comunicación, áreas demasiado saturadas.
De cualquier forma, la falta de oportunidad de jóvenes para ingresar a la UNAM es cada vez mayor; acá en el estado, la Universidad Veracruzana igualmente es demandada año con año por miles de jóvenes que se quedan sin poder acceder por falta de cupo o porque no llegan bien preparados para los exámenes de admisión.
Las reglas ahora son estrictas, ya no se admiten jóvenes por recomendación como antaño, cuando se quitaban lugares de estudio a verdaderos estudiantes que si quieren aprovechar la oportunidad y que no cuentan con recursos económicos para ingresar a una facultad particular.
Es una pena que en las Cámaras legislativas federales, se pierda tanto tiempo en pleitos políticos, cuando hay miles y miles de jóvenes que van a pasar a engrosar la lista de NINIS, los que ni estudian, ni trabajan. Ojala quienes buscan el voto, tengan propuestas en el tema educativo a pesar de que se trate de puestos de elección locales, la grave situación amerita que todos se pongan a trabajar en este sí, delicado tema.
Ágora
Acerca de la sucesión en la Universidad Veracruzana, pareciera que los competidores entraron en compas de espera; lo que más llama la atención, es que día a día salen más nombres con posibilidad de llegar a la rectoría sin embargo, la comunidad universitaria espera que la junta de gobierno, no deje que se infiltren decisiones políticas.
En estos tiempos, se requiere de procesos limpios, apegados a derecho, que no demeriten la imagen de la máxima casa de estudios. En pocas palabras, el horno no está para bollos.
Ágora II
Algunos actores políticos, deberían aplicar la frase de que “calladitos se ven más bonitos” por aquello que buscan reflectores, en tiempos en donde el que no cae resbale. Más vale que se anden con cuidado los busca micrófonos, no vaya siendo que sientan una verdadera sacudida.

monicamarena@me.com
Publicar un comentario