sábado, 30 de noviembre de 2013

Buganza y Mota

"Yo solito puedo"
¡Ah pa' caritas!

Rafael Durian

Crónica ácida 

De acuerdo a las palabras de Adolfo Mota, “cada cabeza es un mundo”, incluso con esa cabeza cada quien puede hacer un mundo completamente diferente. Durante su comparecencia, cada uno de estos funcionarios hizo gala de lo que en sus cabezas existe.
Analizando primero la comparecencia de la SIOP, puedo decir que fue una comparecencia “Sui Generis”, muy ad hoc al trabajo personal e individual que representa Gerardo Buganza Salmerón, quien a pesar de rodearse de personas capaces y de darle aire a quienes no lo son, enfrentó a la comisión solo, lo que algunos lo tomaron como una acción competitiva o egocéntrica. Este tipo de actos originales (aventados) hizo que en una lista de “candidateables” a la gubernatura alcanzara el muy respetable número seis, a diferencia de Fito Mota, que llevo a tanto equipo, que terminaron sentados en el suelo.
Solito contra el mundo
El nutrido equipo motista
Al llegar al Congreso, aquel día se dejaba oír una musiquita, media tecno pero algo viejita; una camioneta cargada de bocinas y fuente de poder, nos daba todo un repertorio de canciones bajo la lluvia; más adelante, en una pequeña tarima, un mínimo equipo musical se cubría bajo un árbol.
Buganza Band
Adentro del congreso, lonas y pendones del trabajo que realizó Buganza en poco más de 100 días de encargo, en los cuales, de acuerdo a él, se trabajaron al máximo, y es que de acuerdo a lo expuesto por el Ingeniero, existe una enorme carga corruptiva dentro de todo ámbito que maneje concesiones o licitaciones, aunado a que la secretaría debe enfrentar y asumir los problemas que han causado los fenómenos meteorológicos al Estado.
"Taba muy fea la Secom cuando llegué"
Todo esto lo dijo, en la sala llena, en el escritorio en donde él solo, anotando en un sobrebolsa los cuestionamientos de los diputados y con la única ayuda del tipo que pasaba las diapositivas para la proyección; detrás de él, una guapa asistente con un thermo de “Starbuck’s”... tal vez sea un pequeño gusto que se puede dar Jerry Bug.
"Pásame mi descafeinado"
En la Comparecencia de Mota, las Panteras del Cobaev tocaban a todo lo que daban; una larga fila de autobuses en la avenida Lázaro Cárdenas inhabilitando el “parabús” del congreso. La mayor parte de sus tripulantes, aliados de la SEV. La entrada fue algo difícil y en el congreso, lleno de gente: muchos, alumnos; otros, funcionarios. Algunos portaban estampas de colores pegadas al pecho que garantizaban su acceso al evento. Dentro del Congreso, la expectativa crecía ante la posible llegada del magisterio disidente que en días pasados lo había acusado de abandonar las mesas de diálogo en el DF.
!SEVinieron todos!
Entonces salió de la reunión previa con los diputados. Lo acompañaba a su lado la comisión de Educación, los que muy sonrientes, recorrieron todo el pasillo fielmente vigilado por una fila de agradecidos jóvenes, todos con estampita en el pecho y aplaudiendo el paso del secretario. Al son de La Bamba entonada por las Panteras fue su recorrido hasta llegar a su lugar, en donde por la alta afluencia de periodistas, funcionarios y aparta-lugares, obligaron a que servidores públicos de alto nivel, invitados especiales y alcaldes electos entraran a la sala, solos, sin séquito y quedándose paraditos.
Saliendo de lo "oscurito"
Apenas empezó a dar su informe, cuando ya se habían juntado dos manifestaciones en el pórtico del Congreso. Una muy elaborada en donde lucían a un sonriente Adolfo Mota con unas orejas de burro; la otra, con cartulinas fosforescentes con algunas frases muy ingeniosas. A la primera de ellas parece que les re$olvieron su problema rápido; la segunda se mantuvo ahí hasta ya altas horas. A pesar de eso, no se manifestó el enorme grupo que al parecer iba a llegar y que todos esperaban.
Sin palabras
Un evento sobresaliente fue la solicitud de el Secretario para ir al baño antes de dar la tercera ronda de preguntas. Uno de las respuestas más convincentes de Mota fue a la pregunta del Diputado Fidel Robles Guadarrama, en donde respondió con la parábola del Motor andando, señalando que reconoce que los maestros en Veracruz continúan en lucha, pero desde las aulas, respuesta que no resultó satisfactoria para el legislador pero sí agradable para todos los presentes.
Fidel, insatisfecho
Desafortunadamente, Secretarios van y vienen; algunos resultan diferentes, otros agregan algo nuevo; cómico, divertido e involuntario a las arrulladoras comparecencias, pero sin lugar a dudas lo que no cambia es el comportamiento de los diputados.
Qué, ¿saliendo de acá, a los "pelos"?
No es Acela... debe ser "Asilo"
Antes de que me dé un ataque, muerdo el lápiz
Rafa_durian@hotmail.com 
Publicar un comentario