lunes, 4 de noviembre de 2013

No debió ser LXIII

Visita www.zoociedadanonima.com y síguenos en facebook y twitter


Salvador Muñoz
Los Políticos

Dos cuadras antes de llegar al Congreso, sobre Encanto, la calle ya estaba cerrada al paso de vehículos. Elementos del IPAX y de seguridad del Congreso, así como de SSP, resguardaban el área. Temen la manifestación de maestros.
Pero no es una manifestación cualquiera la que temen… ésta sería en contra del que se supone, ha de liderar la cámara legislativa durante tres años: Juan Nicolás Callejas Arroyo.
Todo está perfecto, salvo un ligero detalle: ¿Qué pasa si los maestros que se han de manifestar este martes deciden hacerlo por Lázaro Cárdenas? Ojalá las autoridades ya hayan tomado las medidas pertinentes en esta posibilidad porque si no, habrá algo de caos con una de las aortas principales de la ciudad, estrangulada desde temprana hora.

II
Apodos, motes, sobrenombres… así a veces se identifica a algunos diputados, por su “alias”, que si bien, no les puede gustar, lo tienen. Por ejemplo, el mismo Juan Nicolás Callejas fue llamado “El Pirata” tras andar un tiempo con un parche… dicen que tiene un ojo de vidrio… pero eso es lo que dicen, no me consta. Hay otros que le llaman “Shreck”, como el ogro verde de la famosa película. Está Raúl Zarrabal Ferat a quien le dicen “El Comas”, en alusión al jugador de los Tiburones Rojos. A María del Carmen Pontón Villa, entre alguna flota de reporteros y fotógrafos, le endilgaron el mote de “la hermana de Nemi Dib”, por su nariz. Rafael García Bringas es conocido como “La Pájara”... a David Velasco Chedraui le dicen “Tontín”, y le achacan a Fidel Herrera el calificativo cosa que no sería extraordinario porque el de Nopaltepec tenía o tiene la costumbre de apodar a la gente. Adolfo Ramírez Arana es ubicado entre la flota priista como “Míster Increíble”, por su mandíbula de héroe de comic. A José Ramón Gutiérrez de Velasco le dicen Joserra, pero cuando era panista, el priismo lo bautizó como “Peperra”. Y concluyen los apodos con Joaquín Guzmán Avilés, mejor conocido como “El Chapo”.

III
Algunos diputados repiten la delicia del poder digital, es decir, el poder de su dedo, porque antes lo alzaban, pero ahora, a través de una maquinita, votan… si es que sirve todavía el tablero electrónico.
Pero el hecho de que ya conozcan lo mullido de las curules, al menos yo, no sé el lector, tengo mis dudas hasta qué parámetro se puede decir que tengan “experiencia”. Vamos, bajo el esquema de que tal raye en conocimiento, sapiencia y entendimiento.
Los “experimentados” son Juan Nicolás Callejas, Raúl Zarrabal, Gladys Merlín, Juan René Chiunti, Joaquín Guzmán Avilés, Julen Rementería, Renato Tronco (con bilis derramada por la tumbada de elección municipal en Las Choapas), Ricardo Ahued, La Pájara García Bringas… curioso: Anilú, los hermanos Pola, Mónica Robles, Juan Manuel Velázquez Yunes, César del Angel Fuentes, Gustavo Gudiño y quién sabe cuántos más, más que “experiencia” caen en el rubro de “experimentos”.

IV
Pero hay algo que no podemos pasar por alto: La LXIII Legislatura ha de funcionar más como una extensión del poder Ejecutivo que como un poder mismo… al menos que los diputados que hoy toman asiento en el Congreso local digan lo contrario, cosa que realmente en verdad lo dudo… tal parece que esta Legislatura se adelantó a su tiempo por las circunstancias políticas que la han de comprometer con el Gobernador del Estado… por ello, no debió ser LXIII Legislatura, porque siendo un Congreso a modo para el mandatario estatal, debió ser un perfecto LXIX, entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo… si no, al tiempo.
Publicar un comentario