miércoles, 4 de diciembre de 2013

Al final, todo sale bien

Jorge Arturo Rodríguez
Tierra de Babel

En verdad que ya no entiendo al mundo, no sólo está al revés sino enfermo. Basta sólo dar un paseo por los medios de comunicación y pronto tendremos cierta sensación de que vamos mal y que todo promete seguir peor. No entiendo, por ejemplo, por qué, generalmente, los elefantes se dibujan más pequeños que al natural, pero una pulga siempre más grande, dijera Jonathan Swift. Como tampoco entiendo por qué el gran comercio desvalija al negociante, el negociante desvalija al mercader, el mercader desvalija al artesano, el artesano desvalija al obrero, el obrero se muere de hambre. No son los trabajadores con sus manos quienes triunfan, son los explotadores de hombres, ¿verdad, Petrus Borel?
 Vaya, a este ritmo sólo nos falta que nos mee un perro (que ni culpa tiene), o de plano que el diablo, uno de estos días, muera de frío. Y entonces, ¿con qué nos quedamos?
No entiendo, la verdad, por qué se hacen muchas burlas sobre los moros que trafican con humanos, pero ¿qué es peor: venderlos o comprarlos? ¿Quién nos contestará, Georg Christoph Lichtenberg?
En todo caso, hay que seguir remando para llegar a buen puerto. Por eso me quedo con unas palabras dichas por un personaje en la película “El exótico Hotel Marigold”: “Al final, todo sale bien. Y si no sale bien, entonces es que aún no es el final”.

Los días y los temas
Un aplauso a la LXIII Legislatura del Congreso de Veracruz porque este martes 3 de diciembre entregó, de manos del Gobernador Javier Duarte de Ochoa, la Medalla y Diploma “Adolfo Ruiz Cortines” 2013 a Froylán Flores Cancela. Merecido reconocimiento y desde aquí mi felicitación.
El miércoles 27 de noviembre amaneció con mucho frío, pero en el Congreso del Estado, durante la comparecencia del titular de la SIOP, Gerardo Buganza Salmerón, el día helado no importó mucho, porque hubo música, cafecito, aplausos y aguante.
Al referirse a la transparencia, tráfico de influencia, corrupción y otros males afines, Buganza Salmerón fue clarito: aquí no hay amigos, hay profesionalismo. Chido. Al tiempo.
 Y la diputada que anda muy activa es Gladys Merlín Castro, quien tiene la presidencia de la Comisión Permanente de Organización Política y Procesos Electorales. Profesional, con capacidad y experiencia más que suficiente, está trabajando con dedicación en eso de las elecciones extraordinarias de Chumatlán y Las Choapas.
Y no sólo eso, es vocal de la Comisión Permanente de Comunicaciones. Y ahí no acaba la cosa, recientemente le asignaron la vocalía de la Comisión Permanente de Equidad, Género y Familia. Además, es integrante de la Comisión Plural de Diputados que inspeccionará los efectos ambientales y de salud provocados por el tiradero de coque de petróleo por la empresa ADN Energía, S.D.R.L. de C.V. (antes García Monte), allá en el municipio de Jáltipan. Sin duda, dará buenos resultados.
Pero esperen, el diputado Eduardo Sánchez Macías no se queda atrás, porque le acaban de dar la secretaría de la Comisión Permanente de Atención y Protección a Periodistas, aparte de que tiene las vocalías de Gobernación y de Protección Civil. Chido. Al tiempo.

De cinismo y anexas
No dejen de visitar la exposición fotográfica “Papantla en Nueva York”, de la destacada comunicóloga Adela Rojo, en las instalaciones del Poder Legislativo.
Antes de que se me olvide, Melesio Carrillo, excelente periodista y amigo, me ha dado, de su autoría, ciertas joyitas de la palabra escrita. Chequen: “Huevo se escribe con ‘h’, pero generalmente se escribe con ‘g’”. Otro: “Todo junto va separado, y separado va todo junto”. Un abrazo, Melesio.
Por lo pronto, ahí se ven.
Publicar un comentario