lunes, 16 de diciembre de 2013

Se nos va el 2013

Rodrigo Montoya Rivera
Ideas 

A 15 días de que este año concluya, es tiempo de analizar tanto personal como colectivamente si se lograron los resultados esperados en las metas trazadas para este año que fenece. Hace un año exactamente nuestro país vivía el cambio de partido en el poder. El Presidente Enrique Peña Nieto, devolvía al Partido Revolucionario Institucional la fuerza presidencial y con esto un cambio de estilo en la administración pública la cual estuvo 12 años en manos de la derecha que encabezaron en su momento primero Vicente Fox Quezada y después Felipe Calderón Hinojosa.
En el plano local las circunstancias también han cambiado. Por ejemplo hace un año, la Cámara de Diputados local tenía apuradamente la mayoría priista mientras que hoy después de las elecciones intermedias, el Gobernador Javier Duarte tiene, en sus correligionarios Diputados del mismo partido, a los alfiles necesarios para aprobar cualquier reforma que considere necesaria.
También por ejemplo, hace un año los alcaldes salientes se encontraban en la plenitud del ejercicio del poder mientras que hoy, muchos de ellos piden que el jefe, los considere dentro de una posición si ya no de primer nivel, si en la medianía para poder seguir en las mieles del erario público. Ahora a partir del 31 de diciembre los alcaldes durarán 4 años y podrán tener más poder de gestión.
También este 2013 que finaliza, se cumple la primera mitad de sexenio del jefe del ejecutivo en Veracruz por lo que muchos han comenzado a moverse dentro de sus posibilidades para aspirar a una sucesión todavía muy lejana. Los locales como los del centro trabajan en sus aspiraciones, a ver qué sucede.
Este año que finaliza político en toda la extensión de la palabra tanto en lo local como en lo nacional –por el cambio de partido en el poder y la renovación de algunas legislaturas locales- fue en el que se cimentaron las bases del cambio real y palpable. Ahora el año que viene se tendrán que reflejar los beneficios que tanto se han pregonado, para poder pasar a la legitimidad o quedar rezagados en el olvido, es decir, pasar a lo mismo de siempre; por el bien de la ciudadanía y por el engrandecimiento de nuestro país, esperemos que pase algo.

Curiosidades:
Alguna vez platicando con uno de mis parientes, me platicaba sobre la excentricidad de la oficina del abogado del extinto líder del Sindicato de Petróleos la Quina de nombre Oscar Galván Monroy quien despachaba en una oficina con todos los lujos y parafernalias posibles. También tuve oportunidad de conocer la oficina de la Junta de Coordinación Política de la última sede del Senado de la República, donde despacho el priísta Manlio Fabio Beltrones, tenía baño con vestidor, sala de estar, puertas escondidas entre otras muchas “maravillas”. Hoy en Veracruz tenemos al Diputado Renato Tronco Gómez quien despacha desde la comodidad de una camioneta Mercedez Benz de lujo, según a propias palabras de él adquirida por donativos de empresarios. Aunque es algo poco convencional, Renato siempre ha sido un político con particularidades de ese tipo, lo cual no debe interferir con su rendimiento legislativo, esperemos que su vehículo oficina le sirva para dar resultados a sus representados.

*Gracias al Maestro Daniel Méndez Vivanco y a todos los que me han enviado sus opiniones respecto a mis análisis publicados en este espacio cada semana, el intercambio de ideas es fundamental y este espacio es para ello.

Comentarios: rodrigomontoya91@hotmail.com
Twitter: @RodrigoMontoyaR
Publicar un comentario