martes, 7 de enero de 2014

Mientras se tenga fuego fulminante

Jorge Arturo Rodríguez
Tierra de Babel

Bien, un año más o un año menos, depende del cristal con que se mire. Eso dicen. Pero haiga sido como haiga sido, lo cierto es que ya empezamos el 2014; les deseo lo mejor y ojalá nos vaya bien, o por lo menos no tan mal; vamos a ver cómo se comportan nuestras autoridades, políticos, empresarios y nosotros mismos. ¡Gulp!
 No seamos pesimistas. “Mientras se tenga fuego fulminante, adelante”, me comentara un tío el fin de año a propósito de los amores. Y quizás pueda aplicarse a todo lo demás, algo así como mientras se tenga fuego y voluntad de hacer bien las cosas, a seguir bregando. No lamentarnos tanto; mejor tratar de mejorar las cosas, si no, ¿a dónde chingaos vamos a llegar?
 Por mi parte, quiera Dios y no forme parte de las estadísticas de muerte, secuestro y demás; incluso de las enfermedades alérgicas, porque según el Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC, en inglés), las enfermedades alérgicas están a la orden del día tanto en los países industrializados como en los que están en desarrollo. La llamada “epidemia de la alergia” del siglo 21 se caracteriza por un aumento importante a nivel global de la prevalencia de padecimientos como asma, rinitis, alergias cutáneas y alimentarias. Ajá; yo padezco de alergia a la pendejez, y ojalá quiera Dios y no me contagie, porque últimamente ha aumentado el registro de este padecimiento… Me recuerda eso de que “ya cualquier pendejo puede ser magistrado”. ¡Gulp!

Los días y los temas
Sin duda, hay que reconocer a la LXIII Legislatura Local por la creación de la Comisión Especial para la Inclusión de Personas con Discapacidad, que tiene como objetivo constituirse en un enlace entre los integrantes de ese sector de alta vulnerabilidad y las instituciones públicas y privadas, a efecto de que se propicien mejores condiciones para su desarrollo, así como la promoción, protección y aseguramiento del goce pleno y en condiciones de igualdad de todos sus derechos humanos y libertades fundamentales.
 Y la cosa no queda ahí. Habrá un fondo económico con la donación voluntaria individual de los diputados por la cantidad de 3 mil pesos, que se destinaría a instituciones encargadas de brindar apoyo y protección a personas con discapacidad, de tal manera que se estimule, con ello, su importante función social.
 Bien por eso, y ojalá den más lanita; esperemos resultados.
 Y ya que andamos en estos menesteres, no hay que perder de vista a la diputada Ana Guadalupe Ingram Vallines, mejor conocida como Anilú, que dígase lo que se diga, ha hecho un gran papel al frente de la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso de Veracruz. Joven y guapa, ha demostrado su capacidad y profesionalismo, su entrega a la labor legislativa y, sobre todo, su carisma para tratar a la gente y escucharla. Incluso ha sido terminante al declarar que se hará un análisis escrupuloso y cuidadoso de la Cuenta Pública 2012, conforme lo marca la ley. Vaya, como debe ser.
 Por cierto, antes de terminar esta entrega, recibí una felicitación suya con motivo de mi cumpleaños. Muy agradecido.

De cinismo y anexas
De un restaurante en Villahermosa, Tabasco: “El pescado y el marisco que hoy comerá, anoche durmió en el mar”.
 Por lo pronto ahí se ven.
Publicar un comentario