domingo, 30 de marzo de 2014

Control de riesgos en la era digital

Luis Alberto Romero
Hora Cero
La semana pasada fue presentado el Atlas Digital de Riesgos para Veracruz como una herramienta que coloca a la entidad a la vanguardia en el uso de tecnología para la toma de decisiones en protección civil.

Si bien es cierto que en las últimas dos décadas, Veracruz ha sido pionero en el tema, ello se debe a los enormes riesgos y desastres naturales que le han afectado y que han provocado daños incalculables a su población, a su planta productiva y a su infraestructura.

Hay que recordar que Veracruz es uno de los estados más expuestos a problemas derivados de contingencias climatológicas: las amenazas por inundaciones se acentúan en 2 mil 782 localidades de 69 municipios, que se ubican a menos de diez metros sobre el nivel del mar. Por si fuera poco, 4 mil 725 poblaciones se encuentran a menos de 20 metros sobre el nivel del mar. En total, más de 7 mil 500 pueblos veracruzanos se encuentran el riesgo por inundaciones y desbordamiento de ríos.

El Sistema Nacional de Protección Civil reconoce riesgos geológicos, hidrometeorológicos y sanitarios en Veracruz, un estado vulnerable ante lluvias intensas, ciclones, tormentas tropicales, frentes fríos, inundaciones, sequías, heladas y deslizamiento de tierras.

Hace cuatro años, en 2010, por ejemplo, la entidad enfrentó los problemas derivados de dos huracanes, Karl y Matthew, que afectaron a miles de veracruzanos. No fueron, sin embargo, ni los únicos, ni los más fuertes: en los últimos 20 años, 15 fenómenos meteorológicos de alta intensidad han causado estragos en las diferentes regiones del estado.

Este año, por otro lado, ya se anuncia un prolongado e intenso periodo de estiaje que podría afectar tanto a las tierras de cultivo como al hato ganadero e, incluso, al abasto para consumo humano.

Esas amenazas a la integridad y al patrimonio de los veracruzanos contribuyen a la enorme experiencia de este pueblo en materia de protección civil y a generar una cultura de previsión que actualmente puede presumir Veracruz.

Por ello no resulta extraño que Veracruz, Puebla y Guerrero sean las primeras entidades del país en desarrollar un sistema de alerta rápida ante fenómenos meteorológicos, así como un Atlas Digital de Riesgos, herramientas indispensables en la planeación y diseño de políticas públicas relacionadas con los desastres naturales.

Recordamos que en febrero de este año, Felipe Puente Espinoza, coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobierno, apuntó que éste es el primer estado de la República en adaptar y homologar sus leyes en protección civil a las disposiciones federales.

Hace tres días, Luis Eduardo Pérez Ortiz, director de Análisis y Gestión de Riesgos del Centro Nacional de Prevención de Desastres, equiparó el Atlas Digital para Veracruz con el documento que se maneja en el ámbito nacional, lo que significó un reconocimiento a las políticas estatales en esa materia y, más que eso, a la capacidad para organizarse y superar problemas de un pueblo acostumbrado ya a las inclemencias del tiempo.

El Atlas Digital presentado hace unos días tendrá este año dos pruebas importantes, el estiaje de abril y mayo, así como la temporada de lluvias, ciclones e inundaciones que se registrará de junio a noviembre próximos. 

@luisromero85
Publicar un comentario