lunes, 24 de marzo de 2014

Decreto por real

Claudia Constantino
Crónicas Urgentes 

 Los políticos veracruzanos no tuvieron descanso este fin de semana pasado: pocos militantes del PRI conmemoraron la muerte de Luis Donaldo Colosio, mientras a Héctor Yunes, le recordaron que “no por mucho madrugar amanece más temprano”; los panistas se reunieron en el World Trade Center, para recibir a Ernesto Cordero; los perredistas votaron la conveniencia de aplazar la salida de Jesús Zambrano de la dirigencia nacional de su partido y los antorchistas recibieron al gobernador Javier Duarte de Ochoa, en su acto de celebración por aniversario. La Cumbre Tajín, posicionada en decreto por real.
 Gran efervescencia política, para un año que no es electoral: a Elizabeth Morales, ya hace un rato se le salió Héctor Yunes del huacal (nunca estuvo dentro) y soltó en Papantla: “no permitiré que advenedizos del PRI desbanquen a los verdaderos militantes que durante décadas han formado al partido”, por lo que aseguró: “el candidato del PRI al gobierno de Veracruz para 2016 deberá ser elegido por encuesta. Ni consulta a la base ni designación ni otro, deberá ser la encuesta el método de selección y además, deberá ser una encuesta a navaja limpia”; evidencia de que la nueva líder del PRI, mintió cuando dijo recientemente: “si soy polémica, pero soy una política eficaz, que entrega resultados”.
 En Xalapa, ex trabajadores del PRI despedidos por su nueva presidenta, convocaron a rueda de prensa para manifestar su desacuerdo con los despidos injustificados que ha promovido Elizabeth Morales. En Papantla, donde el gobernador Javier Duarte y su esposa Karime Macías, promovían con todo, el éxito de La Cumbre Tajín, Héctor Yunes aclaró: “Yo no ando buscando candidatos, yo ando buscando ser el candidato y ser el gobernador, yo creo que debo ser yo y ya pa´ que le doy vueltas y ya con eso tengo”. Asimismo, advirtió que no va a permitir que desde ahora empiecen a “inflar” candidatos a modo con recursos estatales o federales.
 En el Word Trade Center, de Boca del Río, se reunieron los panistas (no todos por supuesto) para recibir a Ernesto Cordero, en su primer acto de campaña en Veracruz, invitó a la militancia albiazul a sumarse al proyecto que encabeza junto con el ex gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva. El diputado Rafael Acosta Croda, responsable del evento citó a las 11 horas del domingo, sin embargo, su candidato llegó al filo de las 2 de la tarde y aseguró a los medios que le aguardaban que “no habrá guerra sucia contra Gustavo Madero” y reusó contestar la mayoría de los cuestionamientos de los periodistas.
 El alcalde de Veracruz, Ramon Poo Gil llevó su ofrenda floral al monumento a Luis Donaldo Colosio, ubicado al principio del Boulevard Ávila Camacho. En Tuxpan, el alcalde Raúl Ruíz Díaz hizo lo propio y así en varios municipios del estado, se replicó la escena de estos homenajes deslucidos.
 En el hotel Xalapa, de la capital, los militantes del PRD, llevaron a cabo su Congreso Estatal, donde se pronunciaron a favor de que Jesús Zambrano y todos los órganos de dirección nacionales y estatales, continúen en funciones, hasta llevar al partido en cuatro o cinco meses más, a la renovación de sus dirigencias.
 Con siete consejeros nacionales votando dicha iniciativa a favor, Veracruz participó en el congreso nacional y de este modo quedó decidido que será en cinco meses más cuando se realicen las nuevas elecciones para renovar a sus dirigencias; largas negociaciones les espera por delante a este partido con tantas corrientes disímbolas.
 Y en el estadio Luis Pirata Fuente los antorchistas se proclamaban como los defensores de las más nobles causas sociales, en la celebración del 40 Aniversario del Movimiento Antorchista, donde destacaron: ”el respaldo del Presidente Enrique Peña Nieto para lograr un México próspero e incluyente”; recibieron al gobernador Javier Duarte, para escucharle decir que: “En Veracruz, la sociedad y el gobierno trabajan unidos para superar desigualdades, alcanzar condiciones de justicia y oportunidad para todos”.
 Los veracruzanos que no pertenecen a la clase política, inmersos en sus habituales actividades, observan de lejos mucho movimiento y se preguntan: ¿qué pasa? La respuesta simplista es: se avecinan los tiempos de cambios, reacomodos y renovación. Falta tiempo. Al parecer ya no tanto, aunque el que todavía gobierna en Veracruz diga que: “no por mucho madrugar amanece más temprano”, ni con decreto por real los para.
Cualquier comentario para esta columna que observa y consigna a:

aerodita_constantino@hotmail.es

Twitter: @aerodita

Publicar un comentario