domingo, 9 de marzo de 2014

Los Yunes apretando manos y recibiendo abrazos

Construcción de la candidatura gubernamental 
Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y terrenales 

Eran dos flujos de personas que se movían, acomodando los cuerpos, sacando los ánimos, buscando la mirada, el saludo, el apretón de manos y hasta el abrazo.
Eran las aglomeraciones en torno a los senadores del PRI José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa.
Eran los acomodos para ser vistos por quienes se percibe pueden ser los candidatos del PRI al gobierno del estado de Veracruz para el 2016.
Héctor Yunes dijo que el ser nombrado como responsable del PRI para la selección de candidatos en Baja California, Sonora y Sinaloa, de ninguna manera lo alejará de Veracruz, aunque sus malquerientes (eso dijo) digan que lo están sacando de la carrera por la sucesión gubernamental.
Héctor Yunes también promueve que ahora dará su informe de labores, como corresponde a su cargo de Senador.
José Yunes, en cambio, apuntaba situaciones para promover acciones y apoyos a los productores veracruzanos; el viernes estuvo en Xalapa con cafetaleros y después se fue a Acayucan con productores de aceite de palma.
En sus reuniones gestionó reuniones con el titular de Sedarpa, así como con los delegados de Sedesol y Sagarpa.
Pero sobre todo su toma de posición y hasta de proyecto: “Estamos cerca de la sociedad para hacer de la política un instrumento al servicio de la ciudadanía”, frase dicha en Coatzacoalcos ante el cuestionamiento de los recorridos que hace, los cuales, dijo son la mejor manera de conocer las inquietudes de la sociedad y generar confianza de que se está trabajando por generar mejores condiciones de vida”.
El encuentro, ese que poco se da de ambos senadores priistas, fue en Vega de Alatorre, en la Séptima Gran Cabalgata Anual, que realizan como una forma de promocionar al municipio.
El contraste fue la presidenta del comité estatal del PRI, Elizabeth Morales, quien tuvo la suficiente calma como para poder escuchar los reclamos por la poca atención prestada a los comités municipales de la zona e incluso por los movimientos que algunos grupos hacen amparados, dicen, en que la expresidenta municipal de Xalapa les dijo que ellos pueden ser los nuevos directivos.
En cambio Jorge Carvallo, ahora como secretario de Desarrollo Social escuchó también reclamos de las comunidades que no han recibido las obras y acciones que se les prometieron; vaya, ni siquiera las láminas o despensas que antes les entregaban como una forma de amortiguar la furia.
Carvallo dijo que ahora las cosas cambiarán, pero no hizo referencia a cómo, ni cuándo ni de qué manera.
Los Yunes, Héctor y José, en cambio seguían apretando manos y recibiendo abrazos, reiterando su respeto al gobernador, pero también construyendo lo que buscan.
Hoy son prácticamente los únicos que se ven con posibilidades de lograr la candidatura; Alberto Silva prácticamente se descartó diciendo que no se ve como candidato a nada y queriendo dejar todo a que primero transcurra el 2015 (y en eso tiene toda la razón) y luego llegue el 2016.
Erick Lagos, en cambio, también se mueve, sobre todo después de que Javier Daurte lo muestreo el 3 de marzo.
El secretario de Gobierno durante el fin de semana entregó una patrulla y dos motocicletas para la policía local en Sayula de Alemán, ahí a un ladito de Acayucan.
Ya no fue el secretario de Seguridad Pública quien realizó el acto, pero tampoco acompañó al de Gobierno. ¿Desacuerdo?, ¿intereses diferentes?.
Erick Lagos ahí mencionó un problema que es más que evidente: el abigeato.
El delito es tan alto que se calcula que en este año son más de 500 las cabezas de ganado que se han robado.
El problema es tan fuerte que los ganaderos han hecho la “advertencia” de que podrían formar un grupo de seguridad propio para perseguir a los abigeos.
Erick sigue en la lucha.
Pero por delante van, y muy lejos, los senadores Yunes.

JULEN, JDO Y EL PAN. Julen Rementeria del Puerto, como coordinador de la bancada del PRI azul (perdón, del PAN) hizo una declaración extraña: “Las aspiraciones políticas de los senadores de la República, José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, por construir sus candidaturas a la gubernatura de Veracruz, están distrayendo a funcionarios estatales de su encomienda que es la de trabajar por Veracruz”.
Julen es uno de los aspirantes a la candidatura gubernamental por el PAN para el 2016, pero su presencia entre los panistas está muy disminuida y la muestra es al reciente selección de delegados nacionales de ese partido, la cual se llevó el grupo de los Yunes azules.
Miguel Ángel Yunes va creciendo como posible candidato del PAN porque los militantes de ese partido lo ven lo suficientemente alejado del gobierno del estado como para dar una batalla frontal contra el PRI, mientras que a su dirigencia estatal y su bancada legislativa, tanto local como federal, los miran muy cerca del Palacio de Gobierno.

DIPUTADO POLA. De hecho, el único diputado que da muestras de una postura de no sumisión ante los controles que Erick Lagos tiene en la Cámara de Diputados es Cuauhtémoc Pola, quien ante la ley magisterial recién aprobada en la Cámara de Diputados local fue el único que realizó un pronunciamiento congruente en contra de la misma, colocándose al lado de los profesores que la rechazan, por ser una modificación laboral, más que de impulso a la mejora educativa.
Cuauhtémoc Pola quiere ser alcalde de Veracruz y su imagen la está construyendo con intenciones de congruencia hacia un actuar a favor de los intereses sociales.
En diciembre presentó una iniciativa de reformas a la Ley de Protección de los Animales a fin de garantizar respeto hacia los mismos.
Ahora trabaja en una iniciativa para validar los matrimonios del mismo sexo.
Esto ya es una realidad en el país y el no quererlo reconocer es sólo cerrar los ojos.

SILVA Y CCS. Rápido, muy rápido, las intenciones de “trabajar a puertas abiertas” se terminaron por parte de Alberto Silva al frente de la Coordinación de Comunicación Social del gobierno del estado.
Su llegada al puesto no significó en lo más mínimo un cambio en la política comunicacional del gobierno del estado, salvo que ahora el gobernador Javier Duarte da sus conferencias de prensa los lunes y paga la cuenta en el café de La Parroquia de Zaragoza, en Xalapa, para reporteros y fotógrafos que llegan.
Quienes buscan a Silva en esos desayunos, lo encuentran, y éste les ofrece de una manera muy amable que los atenderá en su oficina.
Quienes llegan a su oficina se encuentran con que alguien les dice que no los puede recibir, que tuvo que salir con el gobernador, que está en acuerdo con el gobernador, o que tiene que preparar un informe urgente, pero que después le buscarán.
El único cambio es que Silva ratificó que ya no será candidato a la gubernatura en el 2016.
¿Qué habrá hecho para que lo bajaran del caballo?
Publicar un comentario