miércoles, 2 de julio de 2014

Agua, deudores y morosos

Luis Alberto Romero
Hora Cero

En un interesante artículo de Alejandro de la Madrid, quien encabeza la fundación “Salvemos el Agua”, se manejan datos sobre el precio del líquido en la capital de Veracruz.
En la parte medular de ese trabajo se sostiene que la población de Xalapa paga una de las tarifas más caras del país; el cobro por el suministro es el tercero más alto en el entorno nacional, sólo debajo de Morelia y Aguascalientes.
En Xalapa, el organismo operador cobra por cada metro cúbico de agua 18.43 pesos; 2.5 más que el sistema del Distrito Federal; casi 6 pesos más que Monterrey, Nuevo León; 14 pesos más que Oaxaca; y casi 15 más que Mérida o Campeche, lo cual resulta paradójico porque Veracruz es uno de los estados con mayor disponibilidad del líquido; una tercera parte de los escurrimientos nacionales de agua se concentran en esta entidad.
El año pasado, la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento de Xalapa ejerció un presupuesto de más de 432 millones de pesos; de ese monto, casi 331 millones se utilizó para el gasto corriente.
Este miércoles, la prensa estatal difundió datos sobre el incumplimiento de pago por parte de los usuarios del sistema, que adeudan al organismo más de 58 millones de pesos; es decir, más del 10 por ciento del presupuesto anual. El director de la dependencia, Arturo Zorrilla Castañeda, dijo que hay más de 10 mil usuarios morosos en la capital veracruzana.
Esas cifras del atraso de los pagos por parte de los consumidores podrían parecer sumamente altas; sin embargo, no lo son tanto si se comparan con el caso del Sistema de Agua y Saneamiento que opera en la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río-Medellín, que se encuentra prácticamente en bancarrota.
El organismo operador de Veracruz y su zona conurbada registra una cartera vencida de casi mil millones de pesos; sólo a la Comisión Federal de Electricidad le adeuda 16 millones. Por ello inició acciones desesperadas para recuperar la mayor cantidad posible de dinero; incluso, el director del SAS Metropolitano, José Tello Allende, confirmó que a mil 500 usuarios les fue suspendido el suministro de agua entubada y que los cortes a consumidores moroso continuarán como acción permanente.
El tema pasa por una evidente cultura del no pago por ese servicio; casi 70 mil tomas se encuentran en dicha situación; pero no sólo los usuarios residenciales evitan cubrir el precio del agua entubada, sino, sobre todo, el comercio: en Veracruz no hay mercado que pague por el servicio y las deudas de esos giros datan de al menos 30 años. Incluso, hay supermercados que reciben las facturas pero nunca cubren el adeudo. Los clubes deportivos profesionales, como los Tiburones Rojos o el Águila de Veracruz tampoco pagan, al igual que los gobiernos municipales.
La enorme cartera vencida y los números rojos del SAS veracruzano provocan que el fantasma de la quiebra ronde a ese organismo, que con un presupuesto de más de mil millones de pesos al año, no ha sido capaz de operar de manera eficiente. Debido a ello, una de las posibilidades que se analizan desde hace algunos meses es la entrada de una empresa española de la iniciativa privada, a la que se le concesionaría el servicio. @luisromero85, http://luisromero85.blogspot.mx/
Publicar un comentario