miércoles, 2 de julio de 2014

EPN y JDO, distancia que crece

Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y Terrenales 

La llegada del nuevo delegado del ISSSTE a la entidad trae un mensaje bien claro: La distancia entre la Presidencia de la República y el gobernador Javier Duarte de Ochoa, cada día es más.
A Gonzalo Morgado Huesca prácticamente lo despidieron de un día para otro, porque el comunicado oficial de que debería entregar la dependencia –aseguran- le llegó el mismo lunes 30 de junio poco antes de que se diese el nombramiento del nuevo responsable de esa administración, Renato Alarcón Guevara.
A Renato Alarcón hoy le quieren dar una imagen de cercanía con el gobierno de Javier Duarte, pero su llegada al ISSSTE en Veracruz obedece más que nada a la influencia de uno de los senadores Yunes rojos, el cual –para más señas- tenía una alianza nada escondida con Elizabeth Morales.
O en todo caso lo pueden ligar con Adolfo Mota, con quien estuvo como secretario cuando fue presidente del PRI estatal.
O simplemente, a su jefe, el director del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada, con quien mantiene una buena relación desde hace muchos años.
Renato Alarcón fue secretario del ayuntamiento de Xalapa con Elizabeth Morales, y después del pésimo manejo electoral que realizó la alcaldesa en los comicios federales del 2012, Diana Santiago Huesca renunció a la dirigencia municipal del PRI, como chivo expiatorio.
(En 2012 en Xalapa Elizabeth Morales perdió la elección para la presidencia de la república, el acumulado al Senado para el municipio y el acumulado de los dos distritos –tanto que Alejandro Montano tuvo que hacer acopio de votos fuera de Xalapa para ganar-).
El cargo del PRI municipal estuvo vacío durante casi un mes, porque a Elizabeth no la dejaban colocar a Michelle Servín González, a quien ella quería poner.
En cambio quedó como pieza de repuesto Renato Alarcón.
Y ahí se mantuvo Renato Alarcón un tiempecito, sin recursos para operar las campañas del 2013, sin apoyos para mover la estructura del PRI municipal y creo que hasta sin teléfono
El 12 de marzo del 2013, tomó el salvavidas que le había llegado desde la Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana, a cargo de Roberto Campa Cifrián, donde le dieron posesión del extraño cargo de “Dirección General para la Coordinación de la Operación Territorial”, que nunca nadie pudo definir bien cual era su función.
Ahí no duró mucho.
Sus propias relaciones hicieron que el director general del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada, lo nombrase Coordinador General de Giras y Eventos, del vilipendiado y maltratado Instituto.
Renato Alarcón antes había sido secretario particular de Sebastián Lerdo de Tejada.
Y en ese cargo –dicen que así fue- comenzaron a llegar reclamos y avisos de malversación de recursos del ISSSTE y desvíos por parte del ahora anterior delegado, Gonzalo Morgado Huesca.
De paso la relación entre Javier Duarte y Sebastián Lerdo de Tejada, nunca ha sido muy estrecha.
El director del ISSSTE puso el cambio a consideración del presidente Enrique Peña Nieto y este lo mandó con Miguel Ángel Osorio Chong, quien metió a Renato Alarcón en el saco de los movimientos de delegados federales que ya prepara por todo el país, pero al veracruzano le dio prioridad para quitar a Morgado Huesca.
El cambio primero se filtró a los medios y luego se le avisó al delegado del ISSSTE.
El lunes 30 de junio durante su conferencia de prensa matutina Javier Duarte reconoció el movimiento y dijo que quienes llegaban (así, en plural) “son veracruzanos y amigos del gobierno de Veracruz”.
Tampoco es el primero que llega fuera del circulo duartista.
En diciembre de 2013 le dieron posesión a Gilberto Ramos Sánchez, hidalguense, cercano a Osorio Chong, como delegado del Registro Agrario Nacional, quien ocupo el puesto que dejó Rafael Castillo Zugasti, cuando no aguantó la presión de México y se fue como jefe de asesores del presidente municipal de Veracruz, Ramón Poo, donde lo colocó quien realmente manda en el estado.
En la Profeco fue puesto como delegado el sinaloense Gilberto Ojeda Camacho, después de que a Inocencio Yañez Vicencio le hicieron la fiesta pesada hasta que renunció al cargo. A Inocencio, a diferencia de Rafael Castillo, no le dieron posición alguna en el ámbito de poder del estado.
Así pues, Renato Alarcón es otra muestra de la distancia que existe entre Javier Duarte y Enrique Peña Nieto, aunque Renato dirá que viene a trabajar en coordinación con el gobernador.
Pero en lo político, en lo correspondiente a las elecciones para el 2015, primero, y las del 2016, cuando se juegue la gubernatura, ¿cómo actuará?.
Son parte de los movimientos que los místicos realizan y de los cuales los terrenales sólo somos observadores, porque beneficiarios, no.

JUSTICIA PARA REGINA. Ante la versión de que el poder judicial del estado pretende cerrar el caso de Regina Martínez se integró una petición para que esto no ocurra y que en cambio se prosigan las investigaciones hasta dar con los culpables de su homicidio.
La solicitud distribuida a través de las redes sociales en pocas horas alcanzo el nivel suficiente para volverse una de las causas destacadas en la organización que la acogió, change.org
“Todas las personas que firmamos esta carta petición exigimos a las procuradurías General de Justicia del Estado y de la República investiguen como causa del asesinato el trabajo periodístico de Regina y presenten resultados sobre esa línea de investigación, y que los magistrados de la Séptima Sala hagan un pronunciamiento debidamente fundado y motivado de estas pruebas –que existen en el expediente-- y que para los jueces no son importantes pero para nosotros, ciudadanos, sí lo son”, apunta la solicitud en su parte concluyente.
Los terrenales esperamos justicia en este caso (como en muchos otros), aunque los místicos quieran que olvidemos el tema.

AMÉRICO PAVIMENTO. Un caso extraño ocurre en Xalapa.
De repente y de varios puntos le llegaron al presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, varios golpes periodísticos por el trabajo de pavimentación de calles que está haciendo, todos en el mismo tono e incluso hasta con palabras similares.
¿Quién orquestó la campaña contra el alcalde de Xalapa y porque criticando la pavimentación?.
Xalapa es una ciudad que estuvo muy descuidada durante el trienio anterior en lo correspondiente a la calidad de sus pavimentos, tanto que más de un bache en cada calle salió.
Una de las calles más dañadas es la que el martes 1 de julio comenzaron a trabajar, Hidalgo, lo cual se logró gracias a que el ayuntamiento de Xalapa consiguió aprovechar recursos que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), tiene disponibles para este tipo de trabajo.
Así pues ¿quién dirigió los golpes periodísticos?, ¿en qué le beneficia a los orquestadores que la capital del estado esté en más que malas condiciones de vialidad?.
¿Será que a esos místicos ya no les interesan las calles de Xalapa porque están pensando en utilizar helicópteros rentados fuera del país a alguna empresa que de este servicio?.
Misterios de la vida.
Publicar un comentario