miércoles, 23 de julio de 2014

Las palabras de don Sergio

Ricardo Vázquez Salazar
Esfera Política

En la vida cotidiana de nuestro país, es muy común vernos saturados de discursos políticos, expresiones vanas, intrascendentes; verdaderas peroratas escuchadas por obligación, obedeciendo a un simple compromiso. Locuciones de contenido indefinido que plagados de una retórica caduca generan mayores dudas, que si no fuera por los medios de comunicación, conseguirían una reacción adversa por parte de la ciudadanía, contraria al objetivo deseado.
Escuchar discursos o conferencias de hombres letrados, llenos de conocimiento, sabiduría y cultura es algo completamente distinto; es verdaderamente grato. Más cuando una persona tiene la extraordinaria capacidad de dominar cualquier tema. En esa reducida biósfera del intelecto, hay quienes se dan el lujo de decir: cuando tengo mucho interés en cierto tema, prefiero platicar con determinada persona en vez de navegar en la red.
Un personaje de esta naturaleza, lleno de sapiencia, cultura y demás adjetivos propios de un hombre intelectual, es don Sergio Obeso Rivera, Arzobispo emérito de Xalapa. Aunque ya se ha escrito atinadamente sobre él, vale la pena redundar sus virtudes Su naturaleza demuestra que no es nada casual que don Sergio haya fungido como presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano durante dos periodos consecutivos.
Escuchar una conferencia o una plática de don Sergio Obeso, es permanecer cautivo en cada una de sus expresiones. Sin encajonarse en el tema religioso, sus palabras están llenas de conocimientos, con la suficiente sabiduría para responder cualquier pregunta.
Poseedor de una gran capacidad para adaptar un tema acorde al de auditorio al que va dirigido; se adapta perfectamente al lenguaje de los jóvenes, lo mismo que a los adultos o ancianos. Lucidez, ritmo y tono de voz, así como el lenguaje gestual que acompañan sus palabras es realmente admirable.
No por el hecho de ser Arzobispo emérito es ajeno al sentido del humor, con mucho dominio de espontaneidad en sus expresiones que le asiste todavía más para captar la atención de su auditorio en forma permanente, sin caer en ningún momento en el aburrimiento.
Don Sergio Obeso Rivera, con sus 27 años como Arzobispo de Xalapa, continúa siendo un personaje de mucho interés, por el extraordinario trabajo pastoral que realiza, como también por sus máximas. Sigue moviendo con sus palabras a las nuevas generaciones; a los jóvenes que hoy en día resulta sumamente difícil atraer su atención.
Es un verdadero placer escuchar las palabras de don Sergio.

rvazquez002@Yahoo.com.mx
Publicar un comentario