domingo, 24 de agosto de 2014

¿De qué tamaño es Miguel Ángel Yunes Linares?

Miguel Ángel Yunes Linares
Armando Ortiz
El hijo Pródigo

Que 26 diputados locales hayan viajado a la ciudad de México a presentar una denuncia en contra de un simple ciudadano, esto sólo me hace pensar que ese, no es un simple ciudadano.
Los diputados locales en Veracruz ya habían mostrado sus intenciones de irse con todo en contra del panista Yunes Linares. Lo acusan de desviar fondos para campañas, lo acusan de traficar con dinero “ilícito”. Ya esa conferencia de prensa que los diputados locales se tomaron la molestia de ofrecer para mostrar sus intenciones en contra de Yunes Linares, se me hacía un exceso. ¿Para qué echarle montón? ¿Acaso un diputado bien avenido no podía haber hecho la denuncia el solo y si la denuncia tiene sustento, la Procuraduría habría de proceder conforme a derecho?
Las pruebas que aportaron los diputados locales en su visita a la PGR son unas grabaciones que le fueron entregadas de manera anónima a Federico Arreola, ex priista, ex lopezobradorista y según se ha visto en los últimos meses, también ex periodista. Arreola presenta el audio en su portal SDP, que alguna vez se llamó “El Sendero del Peje” (imagine usted en lo que ha acabado este portal).
Sin conocer de leyes, puedo decir que el audio no aporta pruebas contundentes. En el audio se habla de una entrega de documentos; se habla de 7,200 o de 7,500 documentos que habrían de ser entregados por Miguel Ángel Yunes Linares al panista Martínez Peñalosa. Yunes viajaría en un avión de Aeroméxico, el audio hace suponer que mientras Yunes habla, los trabajadores del aeropuerto están pesando la maleta con los documentos. Si el peso excede y no dejan que los documentos se puedan llevar en una maleta, pues ya verían la manera de que otra persona se los entregara a Peñalosa.
Es la conductora, Elisa Alanís Zurutuza, quien saca la conclusión de que los documentos a que se refiere Yunes en el audio, es dinero. Dice ella, “7,500 son, según los que conocen el lenguaje del sistema político mexicano, siete y medio millones de pesos y documentos es un sinónimo (sic) de dinero en efectivo”.
Uno se pregunta si los supuestos 7 millones 500 mil pesos que llevaba Yunes Linares los llevaba en moneda fraccionaria, porque de otra manera no entiendo cómo esa cantidad, en billetes de mil pesos no podían caber en una maleta. Si 25 millones le cupieron a Vicente Benítez en dos maletas, 7 millones 500 mil pesos bien pudieron caber en una.
A menos que tengan otras pruebas, se me antoja que el viajecito de los 26 diputados de la llamada coalición “Veracruz para adelante”, sólo fue turístico. Espero que hayan aprovechado para visitar el museo Soumaya, para ver las hermosas esculturas de Rodin, y así el viaje les resulte de algún provecho.
Si bien no hay enemigo chico, uno se pregunta, ¿de qué tamaño es Miguel Ángel Yunes Linares? ¿Para qué comprometer a los diputados priistas? ¿Para qué permitir que se denigre de esta manera su oficio de legisladores? ¿Acaso no tienen para esos menesteres a sus gatos del Panal, del AVE, del PRD o del Verde Ecologista?
¿Esperaban que uno les aplaudiera por sus esfuerzos, por su vocación de buenos ciudadanos? Eso fue lo que pretextó el coordinador de la bancada priista, Juan Nicolás Callejas: “Tenemos, como cualquier ciudadano, y con mayor razón como servidores públicos, la obligación de hacerlo”. Para empezar los legisladores veracruzanos no son cualquier ciudadano.
Por supuesto yo no metería las manos al fuego por Yunes Linares, él es parte del corrupto sistema político mexicano; igual y sí llevaba millones de pesos ilícitos para apoyar campañas. Pero si algún día, como “cualquier ciudadano” decido interponer una denuncia en su contra, sabiendo quién es él, seguramente buscaría tener los pelos de la burra en la mano para afirmar que es parda. De otra manera, como ya lo está haciendo, me tendría que aguantar sus carcajadas de burla.
¿De qué tamaño es Miguel Ángel Yunes Linares? Del tamaño que lo hagan crecer sus enemigos.

Postdata 1: Hablando del otro Yunes
Tuve la oportunidad de desayunar un domingo con el senador José Yunes Zorrilla. La conversación fue amena y muy reveladora. Algunos columnistas han escrito sobre la tibieza de este senador, quien por supuesto no ha negado sus aspiraciones para llegar a ser el próximo gobernador de Veracruz. ¿Tibieza? ¡Para nada! Pobres de los que piensen eso. Los que afirman eso confunden respeto institucional con tibieza; confunden prudencia con debilidad. En esa conversación me pude dar cuenta que la firmeza de José Yunes Zorrilla está en su determinación, en su voluntad para sacar adelante su causa, que como él dice, es la causa de los veracruzanos.

Postdata 2: Pero hay otro Yunes
Que alguien le diga al senador Héctor Yunes que en este país las encuestas no deciden las elecciones. Héctor Yunes se ha gastado mucho dinero para hacer creer que él es puntero en las encuestas, donde se pregunta quién es el más viable para ser gobernador de Veracruz. Que alguien le explique al senador Héctor Yunes que volvimos a la era del presidencialismo. Que alguien le diga que si se pelea con el sistema que lo ha cobijado lo único que alcanzará será una candidatura a gobernador por el AVE, por el PANAL, por el Cardenista o incluso por el PRD y con esos partidos nunca llegará a ser gobernador.
Publicar un comentario