domingo, 24 de agosto de 2014

Iván, el terrible negociador

Foto de El Centinela tomada de Google
Claudia Guerrero Martínez
Entre lo utópico y lo verdadero

El actual Secretario de Finanzas y Planeación y excontralor General del Estado Mauricio Audirac Murillo buscó y buscó por todos los medios para demostrar que su antecesor, el flamante Contador Público Auditor Iván López Fernández había desviado recursos para su uso personal y benefició a sus parientes con sueldos, inmuebles, empresas distribuidoras, sin olvidar, los despachos contables… Encontró algunos “pecaditos” que fueron filtrados a la opinión pública en octubre del 2013, pero sólo fue eso, información privilegiada que no tuvo eco en los oídos de los encargados de auditar al “Auditor”…
Y es que los negocios de Iván López Fernández florecieron hasta llegar al extremo, de incrustar sus empresas en la administración de Javier Duarte de Ochoa, para convertirse en necesarias para el buen funcionamiento del sexenio, según el argumento que el excontralor vendía a altos funcionarios inexpertos en la política y administración en Veracruz…
Empresas lucrativas con jugosas ganancias fortalecían la cuenta personal del Iván López Fernández, como la compañía “Kventas SA de CV”, en la fabricación de muebles de oficina y estantería, ubicada en Enrique C. Rébsamen No. 12 en Coatepec Veracruz, la cual, ha tenido varios prestanombres, entre ellos Miriam Lara Martínez, quien se ha ostentado como representante legal, bajo una carta-poder, en licitaciones en la Secretaría de Educación de Veracruz y tienen negocios con el Partido Revolucionario Institucional… También, la Comercializadora COMIME SA de CV, ubicada en Boulevard Cristóbal Colón No. 5, en Las Ánimas, donde vende mobiliario y equipo de oficina, la misma, uno de los socios de ésta empresa es el encargado de lavarle los coches a Iván López… Y la compañía estrella es la denominada “Productos Utilitarios SA de CV”, encargada de la venta de lonas y colocación en espectaculares y que tal parece regala su trabajo, como el colocado en el año 2012 en el edificio Torre Ánimas… Una gran lona publicitaria de 22 metros de largo y asegura la compañía haber cobrado por ese trabajo en cerca de 35 mil pesos, cundo todos sabemos no ser así, como lo expone la queja interpuesta ante el desaparecido órgano electoral IFE con la liga http://www.ine.mx/docs/IFE-v2/DS/DS-CG/DS-SesionesCG/CG-resoluciones/2013/Noviembre/CG-ext201311-20/CGex201311-20_rp_2_23.pdf en el cual, expone anomalías en la instalación de ésta enorme lona y la leyenda que muestra en ella, haciéndose merecedora a una investigación electoral… Al final, el IFE declaró ésta queja como improcedente…
Y así apoyaba Iván López Fernández a candidatos del PRI, como es el caso del préstamo de sus bodegas cercanas a la congregación de Plan del Río, municipio de Emiliano Zapata, en el Kilómetro 140 de la carretera libre (SE) Xalapa-Veracruz, con una extensión de poco más de dos hectáreas, las cuales han sido utilizadas para guardar propaganda electoral, suvenirs, artículos domésticos y de oficina, para ser regalados en las campañas políticas locales y federales, como es el caso de la realizada por el gris diputado federal Alejandro Montano Guzmán y en apoyo a candidatos del propio Javier Duarte de Ochoa… Y además, cerca de éstas bodegas, se edificó una enorme mansión de descanso con alberca y todas las comodidades propiedad del excontralor Iván López Fernández… Estos terrenos ejidales, aparece como prestanombres y presunto dueño de los inmuebles, su primo por parte materna, de nombre Ulises, quien labora en los despachos contables de López Fernández como chofer o mensajero…
Y la familia se ha beneficiado con los “logros” del terrible Iván López… Su hermana, la también contadora Eira López Fernández, académica de tiempo completo e investigadora de la Universidad Veracruzana, cuenta con esos sueldos y además, cobraba como aviadora en la administración del equipo de básquetbol Halcones de Xalapa y del equipo de fútbol Tiburones Rojos, para poder pagar su abultada deuda en tarjetas bancarias…
Y no olvidemos los despachos contables de Fiscalización y Auditoría propiedad de Iván López Fernández, de nombre UCCS del Golfo SC, con la liga: http://www.uccs.com.mx/, los cuales, dan servicios de Auditorías, impuestos, entre otros servicios y tiene dos sucursales, una en Xalapa, en la Cerrada de Tapachula en la Colonia Badillo, en Xalapa y la otra, en Boca del Río en Boulevard del Mar 458 en el Edificio Corporativo Luis Fernando, en el Fraccionamiento Costa de Oro… Este despacho fue beneficiado, al ser contratado de manera obligatoria, para brindar servicios contables a municipios con problemas administrativos y cobrando buenos dividendos, para así evitar quebrantos patrimoniales en las Cuentas Públicas…
Como vemos, la administración de Javier Duarte de Ochoa no se dio cuenta o no quiso hacerlo, ante un evidente enriquecimiento ilícito amasado por el excontralor Iván López Fernández y tampoco quiso actuar el propio Mauricio Audirac Murillo, al proceder en contra de su antecesor… Ahora le dejamos la “papa caliente” al nuevo titular de la Contraloría, Ricardo García Guzmán, quien tendrá todos los elementos para investigar a López Fernández, sus familiares y prestanombres, para poder comprobar con estos datos, un claro enriquecimiento ilícito y ser juez y parte en la autodesignación de contratos y licitaciones, con el beneficio de ser Contralor General del Estado…. Y claro, ninguna persona podía decirle nada al que presuntamente vigila, investiga y observa que nadie se enriquezca o desvíe recursos estatales para su beneficio personal… Y mientras, el terrible Iván López se despachaba con la cuchara grande de ésta administración duartista…

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com
Publicar un comentario