martes, 16 de septiembre de 2014

Walmart y sus peleas de gallos


Luis Alberto Romero
Hora Cero

Una tienda de autoservicio Walmart, ubicada en Boca del Río, fue sorprendida el pasado lunes 15 de septiembre cuando en ese lugar se desarrollaba una pelea de gallos.
Esas prácticas, que muestran crueldad contra los animales, están prohibidas en ese municipio, que es uno de los pocos que cuenta en Veracruz con un reglamento contra el maltrato.
José Luis Hernández, director de comercio en ese ayuntamiento, dio a conocer que el gobierno municipal sancionará a esa empresa y que el asunto podría no sólo llegar a una multa económica, sino, incluso, a la clausura del establecimiento.
Con el pretexto de las Fiestas Patrias, Walmart de Boca del Río organizó o permitió la instalación de un redondel y el desarrollo de la pelea de gallos, que incluía apuestas de dinero.
Pareciera un tema menor pero no lo es porque aunque no fueran utilizadas las navajas para las peleas, el acto implica no sólo la violación a las disposiciones del gobierno municipal en el tema del maltrato contra los animales, sino también el fomento a la violencia en un espacio al que asisten menores.
La Secretaría de Gobernación define a las peleas de gallos como espectáculos de entretenimiento pero también establece reglas claras para solicitar los permisos correspondientes; uno de los requisitos es presentar la documentación que acredite que el solicitante cuenta con la opinión favorable de la entidad federativa, ayuntamiento o autoridad delegacional para la instalación del palenque; sin embargo, en este caso es evidente que el gobierno municipal no otorgó la autorización porque al hacerlo violaría sus propios reglamentos.
En cuanto a la legislación estatal, recordamos que en julio del presente año, la Legislatura del Estado modificó la ley de Protección a los Animales para el Estado de Veracruz y en el Artículo 2 excluye de la aplicación de ese ordenamiento a los espectáculos de tauromaquia, faenas camperas, carreras de animales, charrería, jaripeos y pamplonadas; prohíbe las peleas de perros pero no las de gallos, de tal manera que podemos interpretar que esa tienda no violó la citada ley veracruzana.
Sin embargo, Boca del Río es un municipio que se ha pronunciado en reiteradas ocasiones contra el maltrato animal y cuenta con un reglamento que prohíbe, específicamente, la crueldad y los espectáculos como toros y gallos; a eso se debe la movilización del personal del ayuntamiento y, en particular, de las direcciones municipales de Comercio y del Medio Ambiente y Protección Animal.
Habrá que estar atentos a las sanciones contra Walmart por parte del ayuntamiento de Boca del Río, donde las autoridades buscan cumplir con sus propios reglamentos.
Lamentablemente, eso no ocurrió en el municipio de Teocelo, donde el ayuntamiento permite las vaquilladas, a pesar de que en julio de 2012 se declaró como el primer municipio antitaurino del país y prohibió, por iniciativa del entonces alcalde, Cristian Teczon, cualquier evento que implique maltrato contra los animales. Hace un mes, dos años después de esa disposición, ya con nuevas autoridades, en Teocelo se organizó un encierro de toros que cobró una vida, ante el silencio cómplice del gobierno local y sin que los responsables de ese evento dieran explicación alguna. @luisromero85
Publicar un comentario