martes, 7 de octubre de 2014

Habilidades digitales… para la corrupción


Álvaro Belin Andrade
Hora Libre

En 2011, el gobierno de Veracruz recibió de la SEP, más de 652 millones de pesos para la instalación de 3 mil 78 aulas digitales, como parte del programa Habilidades Digitales para Todos (HDT).
Al final de ese ejercicio, sin embargo, no había realizado licitación, contrato o convenio para su equipamiento, no había fijado una fecha de entrega ni había enviado informes mensuales de la cuenta bancaria en que la SEP depositó dichos recursos, según reporta la Auditoria Superior de la Federación (ASF). 
¿Dónde quedaron los recursos que, según informa el diario digital Animal Político, constituyeron el mayor monto asignado a alguna entidad para este programa no solo en ese ejercicio fiscal sino durante los tres años de operación de HDT?
A nivel nacional, el caso de Veracruz es considerado el más grave de corrupción. De 2009 a 2011 recibió en sus arcas 716 millones 334 mil 745 pesos, de los cuales no hay prueba fiscal de cómo gastó el 91 por ciento, es decir, cerca de 656 millones de pesos, que hubieran servido para equipar a las escuelas con computadoras, proyectores y conexión a internet.
Para dimensionar el gravísimo expediente de corrupción por parte del gobierno estatal a través de la SEV, que genera además un enorme rezago en materia de equipamiento tecnológico en escuelas de educación básica, el monto es equiparable al 35 por ciento de las 10 mil 122 aulas instaladas en escuelas secundarias del país. Animal Político también compara: “con ese dinero se podrían comprar 361 mil 735 tabletas electrónicas para un igual número de alumnos, como parte de la nueva estrategia digital de la Federación”.
Según la información contenida en el informe financiero o libro blanco elaborado en 2012 por funcionarios calderonistas y entregado a la nueva administración, encabezada por Emilio Chuayffet, Veracruz fue la entidad más irregular durante los ejercicios de 2009 a 2011. Por eso, la publicación electrónica de la capital del país se pregunta dónde quedó el dinero, y señala:
“La única justificación de los más de 652 millones de pesos se esboza en el primer informe de gobierno de Javier Duarte -2011-. En un párrafo se informa la instalación de 444 aulas telemáticas y la capacitación de mil docentes.
“En el informe del siguiente año, la información es más ambigua: “se benefició a 306 mil 88 alumnos de 924 escuelas de educación básica y se incorporaron cinco escuelas de educación al programa (HDT) con la participación de UNETE”.”
¿Dónde están el dinero… y la Contraloría?
La Contraloría General del Gobierno del Estado de Veracruz fue requerida por la ASF para que realizara una investigación e iniciara procedimientos administrativos “por los actos u omisiones de los servidores públicos que en su gestión no acreditaron la aplicación de los recursos ministrados”, habida cuenta de que pudiera constituir “un probable daño” al erario.
El reportaje señala que desde 2012 se ha pedido el esclarecimiento de este posible acto de corrupción. En oficio de fecha 29 de mayo de 2012, dirigido a la Unidad de Operación Regional y Contraloría Social de la Función Pública se explica que Veracruz “ha sido omiso en la atención de los requerimientos del cumplimiento a los compromisos y obligaciones previstos” en cuanto al destino del gasto”, por lo que solicita la intervención de la dependencia para “aclarar la utilización del recurso conforme a la norma o en su caso el reintegro del mismo”. Dos meses después, el 19 de julio de 2012, se envió otra solicitud en el mismo sentido al entonces contralor Iván López Fernández.
Hasta el momento, señala la publicación, la única reacción se suscitó en marzo de 2014 con la destitución de Gabriel Deantes y Edgar Spinoso, el primero subsecretario de Finanzas y el segundo, oficial mayor de la SEV, sin que se explicaran los motivos, y no precisamente como consecuencia de las comunicaciones oficiales recibidas desde el gobierno federal sino días después de que en el propio solar jarocho el presidente de la organización Mexicanos Primero, Claudio X. González, acusara al gobierno de Veracruz como “el número uno en irregularidades”.
El misterio sobre estos recursos tendrá una vida duradera. La petición del portal Animal Político a la SEV sobre el gasto desglosado, copia de las facturas y contratos realizados del 2009 a 2011, además de la base de datos de las escuelas con aulas telemáticas, como parte del programa HDT, no fue atendida. Por su parte, el IVAI respondió que se trata de “información reservada”, pues aunque se trate de un recurso entregado hace tres años está en etapa de “solventación de observaciones ante las autoridades federales (…) En tanto no cause definitividad, no es posible atender la solicitud”.
También solicitaron una entrevista con el titular de la SEV, Adolfo Mota Hernández pero, ¡caray!, hasta esta semana no había accedido a brindarla. Nosotros podríamos agregar que nunca abrirá las puertas de su despacho para recibir a los colegas de Animal Político, siendo como es uno de los principales responsable de la desaparición misteriosa de los cuantiosos recursos. Mejor sería acudir a consultar a los brujos de Catemaco para saber en qué bolsillos quedaron o a qué se destinaron.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com
Publicar un comentario