martes, 7 de octubre de 2014

La suerte del Búho


Salvador Muñoz
Los Políticos

De acuerdo a la nota del portal “Al Calor Político”, el personal del Palacio de Justicia en la capital veracruzana estaba extasiado porque un Búho, emblema de los Abogados, había entrado al recinto pero no podía salir y se estrellaba una y otra vez en los cristales. Los bomberos tuvieron que intervenir y rescataron/atraparon al ave. La misma nota del amigo Hugo Cruz Ojeda refiere que Magistrados, jueces y personal de la Judicatura solicitaron a los rescatistas que el emplumado quedara a “resguardo judicial”, pues lo consideraban de “Buena suerte”... así que si usted va a tratar un problema al Palacio de Justicia, le recomiendo que lleve un Búho, es posible que entonces su suerte cambie…

II
El hombre es dado a reflejar sus habilidades y estatus en animales a través de banderas, escudos, heráldicas, símbolos… por ejemplo, los Abogados ponen al Búho como fiel reflejo de su actuación… ¿será porque gustan de coger ratones? No es cierto, simboliza sabiduría y observación.
Así, hay quienes usan a un León, un Águila, un Lobo, un Oso, un Delfín ¡y hasta dragones! y cada uno de ellos representa una virtud, una habilidad o una cualidad.

III
Pero atendiendo la inocente percepción de Magistrados, Jueces y personal de la Judicatura de creer que fue de “Buena Suerte” que el Búho haya entrado al Palacio de Justicia (¿alguien se tomó la molestia de preguntarle al ave si piensa que eso es buena suerte?), hagamos un ejercicio de imaginación y veamos qué animalitos del Señor, por “buena suerte”, entrarían en los siguientes recintos…
* En la Secretaría de Educación de Veracruz: A la Oficialía Mayor entraría un gato… sí, ya sé que nada tiene que ver con la enseñanza pero es que el gato llega ¡cuando ya se fueron los ratones!

* En la Secretaría de Seguridad Pública: Después de ser auscultado de arriba a abajo, de haberle registrado todos su datos, tras tomarle sus huellas “patatales” (que son como las digitales), así como una foto de frente y de perfil, y además pedirle a las de “por favor pero a fuerzas” que deje su celular al resguardo de un policía, un perro estaría esperando la orden para pasar por el detector de metal… pero aun así, quién sabe si pudo haber entrado.

* En el Instituto Electoral Veracruzano: Ocurriría lo mismo que en Palacio de Justicia… ¡Doña Carolina tendría el mejor pretexto para que le triplicaran el presupuesto sin importar que no sea año electoral y que de un momento a otro salga como tapón de sidra!, pero antes, haría no sólo un hogar para el mapache que quién sabe de dónde diablos salió, sino ¡hasta un monumento!

* Palacio Municipal de Xalapa: Si un Unicornio entrara, nomás que no fuera por el estacionamiento porque entonces ¡valió madres! ¡Ya lo hubiera atropellado Diana Santiago Huesca! ¡Pagaría 32 pesos de multa! ¡Inventaría un boletín! ¡Hablaría con Erick Lagos! ¡Y diría que no lo volvería a hacer!

* En el Congreso local: Allí, entrarían unos borregos… ¡no! esperen… entrarían unos burros… ¡no! tampoco… entrarían unos perezosos… ¡no! ¡no! serían unos gusanos… ¿qué? ¿no? entonces unos cerdos… bueno, lo que fuera, pero allí, ni como Búho ni como veracruzano le veo la buena suerte por ningún lado…

smcainito@gmail.com



Publicar un comentario