lunes, 6 de octubre de 2014

Los Tuxtlas y su conurbación


Iván Calderón

Perfilando

Las condiciones político electorales en el estado no le son nada favorables al PRI.
  Reformas, deuda pública, descontento social, falta de liquidez, promesas incumplidas y malos servidores públicos serán factores adversos en la próximas elecciones del 2015.
  Los focos rojos en el priismo en varios distritos están encendidos.
  Poza Rica, Tuxpan, Veracruz, Xalapa rural y urbano, Coatzacoalcos, Córdoba, Tantoyuca y San Andrés Tuxtla son algunas de las demarcaciones territoriales donde se tiene el temor de una estrepitosa derrota.
  Ante esto, Jorge Carvallo pretendió sembrar la duda.
  Tarde, muy tarde se quiso desmarcar y regresar como un falso mesías.
  El apócrifo Lerdense se descartó de la diputación federal por los Tuxtlas, y se dijo gustoso en Desarrollo Social.
  Sí, cómo no.
Llegar a San Lázaro ha sido la máxima ofuscación Carvallista.
  Además en Sedesol estatal lo tendrán entregando paquetes invernales e ideando puras barbaridades por siempre, jamás.
  En días pasados se informó con gran bombo la creación de la zona conurbada, o metropolitana de los Tuxtlas.
  Esto es una reverenda vacilada.
  Pero, habrá que ver en que para el asunto.
  Los tuxtlecos ya no se dejan vender por espejitos.
  El tema de la conurbación de los municipios de los Tuxtlas quizás sea una idea visionaria, pero está siendo mal implementada y nunca Carvallo sentará las bases para mejorar el futuro.
  Sin pensar en los beneficios, el todavía secretario de Sedesol, está usando esto como bandera política.
  Si el sexenio de los Tuxtlas ha sido muy complicado que llegue.
  ¿Cómo le hará Carvallo para cumplir en tres meses?
  Este tema es de índole federal, e incluso la misma diputada por esta zona Marina Garay Cabada ha dejado solo a Jorge, aun después de ser los grandes amigos.
  Y a pesar de que Zita Pazzi Maza pretenda dirigir los recursos del fondo metropolitano a Carvallo difícilmente le dará tiempo para que esta parte de Veracruz sea incluida en el próximo presupuesto.
  Con todo esto, son pocos los alcaldes los que le quieren entrar.
  Esta es la verdad.
  Ahora bien, si el de Lerdo quisiera colgarse del boulevard de cuatro carriles de San Andrés Tuxtla, o de la rehabilitación carretera desde Alvarado hasta Acayucan, estas son acciones y gestiones ya cantadas que nada tienen que ver con su causa.
  Lo cierto es que mientras Jorge Carvallo hábilmente se descarta para la federal por los Tuxtlas, prácticamente presentó su plataforma electoral.
  Aún teniendo en nómina a varios ex compañeros diputados y de hacer precampaña por casi una década, la estructura y estrado político de Jorge Carvallo es a la vista muy endeble.
  No causa sorpresa decir que en los Tuxtlas, Carvallo no trae nada y que necesitado de estructura ha hecho alianzas con quienes más ha dañado.
  Silvano Torres y Juan Manuel Rayas Arvizu han sido las reses del Carvallismo.
  Inclusive el neopriista y ex panista Torres Xolio fue mancillado directamente por Carvallo Delfín.
  Silvano Torres no ha olvidado que el mismo Jorge Carvallo le despojó la presidencia municipal para entregársela al funesto ex alcalde Rafael Fararoni Mortera.
  No dudemos que Silvano sin decoro alguno prepare su venganza en contra de su carnicero.
  En fin, ya veremos en qué termina esta novela llena de contradicciones, donde el antagonista por más que necesite de los protagonistas antes que todo, primero los manda a golpetear.
  Sorprendentemente de llegar a ser el candidato Jorge Carvallo Delfín a quienes más necesitará los tiene muy unidos, pero para provocarle su descalabro electoral.
A sus órdenes

@IvanKalderon
Publicar un comentario