domingo, 10 de noviembre de 2013

Juan Nicolás el iluso; a nadie pondrá

Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y Terrenales 

Juan Nicolás Callejas Arroyo llegó al Palacio Legislativo del estado de Veracruz días antes de que se instalara la actual Legislatura y recorrió las oficinas junto con el entonces presidente de la mesa directiva de los diputados, Flavino Ríos Alvarado.
Ya actuaba con la seguridad de quien va a controlar todo.
Los directivos de la Cámara de Diputados ya habían guardado sus cosas para irse porque Francisco Javier Loyo Ramos, Secretario general del Congreso, movió todo para que así fuese, instigado por el ahora exdiputado Flavino Ríos, quien no quería dejar un solo elemento que hiciese sospechar que él era quien estaba heredando la estructura parlamentaria.
De hecho, a Flavino Ríos le dieron la estructura ya armada, tanto que fue la misma que dejó Jorge Carvallo cuando se fue a la secretaria particular de Javier Duarte.
Callejas Arroyo escuchó a Flavino Ríos y pensó que tendría todo el camino libre.
Loyo Ramos con esta nueva Legislatura hilará su quinto periodo como administrador del Congreso del estado.
Aprendió muy bien el estilo desde que se supo ajustar a la primera Legislatura que hubo con Fidel Herrera, donde Erick Lagos, el ahora Secretario de Gobierno, era la correa de transmisión de las órdenes que llegaban desde Palacio de Gobierno.
En ese mismo periodo Raúl Zarrabal Ferat era diputado local, igual que Carolina Gudiño; ambos más que bien identificados también con Fidel Herrera
Hoy Raúl Zarrabal regresa a ser diputado, mientras que el hermano de Carolina Gudiño, Gustavo Gudiño Corro, es quien ocupa una curul plurinominal
Pero llegó el día de la toma de posesión, esa fecha en que grupos que se identificaron como de profesores se plantaron frente al Palacio Legislativo buscando –supuestamente- impedir la toma de posesión como presidente de la Comisión Permanente a Callejas Arroyo.
Pero eso es más que imposible, porque la actual Legislatura tiene una aplastante mayoría oficialista, tanto que es probable que sólo sea uno el diputado de oposición, Fidel Robles Guadarrama, quien llega por el PT (aunque igual, a estas horas ya se alineó y entonces ya todos son uno mismo).
¿Y el PAN y el PRD que son partidos de oposición?.
Pues el PAN es muy probable que siempre vaya en buenos términos con la bancada oficial, porque la defensa jurídica que hicieron para la asignación de diputaciones plurinominales fue más que terrible, tanto que finalmente se le permitió al PRI tener la sobrerrepresentación que hoy ostenta.
Julen Rementeria, quien ahora será el coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados local, buscó ser candidato al gobierno del estado de Veracruz en el 2010, por el PAN, pero la nominación se la ganó Miguel Ángel Yunes Linares.
Ahora las versiones dicen que la dirigencia estatal del PAN, con autorización de la dirigencia nacional, se allanaron de tal forma que por eso ni siquiera hubo asomo de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación quisiese eliminar la sobrerrepresentación.
La idea era taparle el paso a Miguel Ángel Yunes, a cualquier costo, para evitar que tuviera una posición desde la que pudiera ejercer un protagonismo que le construyera una imagen de real contraposición al gobierno del estado y por lo mismo que empezase a jalar hacia sí el descontento social que existe hacia la administración de Javier Duarte.
Su hijo, quien será presidente municipal, no tendrá mucho margen de maniobra porque deberá estar atento a gobernar Boca del Río, la presidencia municipal que ganó. Ambos saben que una buena administración publica les puede traer dividendos favorables en imagen política, tanto en la zona conurbada, como fuera de la misma.
Por el lado del PRD, entraron dos diputados, pero marcados desde un principio como aliados del exgobernador de Veracruz y atendiendo sólo a sus intereses.
El diputado del Movimiento Ciudadano, Cuauhtémoc Pola, no irá tampoco a contrapelo de las disposiciones oficiales, porque Dante Delgado hizo alianza con el real poder en el PRI y porque la misma se mantiene.
La muestra de la fuerza de Dante en esa alianza es que los dos diputados perredistas deberán plegarse para que Cuauhtémoc sea el coordinador de la bancada conjunta PRD-MC.
Por cierto, el otro diputado Pola, Tonatiuh, ha sido nombrado el vocero de la bancada del PRI, una posición que no existía, pero creada para darle imagen.
Aunque ya de entrada lo hicieron quedar mal, porque en el intento de volverse vocero del Congreso del Estado al anunciar que la semana pasada se haría la distribución total de comisiones, esto no se dio.
Lo más seguro es que Tonatiuh finalmente vaya en la misma línea de la coordinación de comunicación social del congreso del estado, quién sea que ocupe el puesto porque finalmente atenderán la misma tendencia. Tanto Mario Lozano, como Manuel Márquez o Mónica Mendoza, tendrán el mismo origen, y por los mismo ninguno de ellos se va a contrapuntear con el poder real en el Congreso del Estado; Mónica Mendoza trabaja de cerca con Erick Lagos, el Secretario de Gobierno y Manuel Márquez ya ha estado en el puesto.
Así pues, Juan Nicolás Callejas Arroyo difícilmente podrá acomodar a quienes quería poner en el Congreso del Estado y en cambio acotado como se encuentra deberá plegarse.
Sólo una pregunta para terminar.
Desde donde llegará la voz que emita las órdenes reales para el Congreso del Estado de Veracruz.

Correo: marcoaguiro@gmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/marcoaguirrerod
Twitter: @marcoaguiro
Publicar un comentario