lunes, 6 de enero de 2014

La desesperación de Duarte

Marco Antonio Aguirre Rodríguez
Místicos y Terrenales 

Y aunque Javier Duarte quiso mostrar un Veracruz en calma y tranquilidad, los conflictos afloraron por todos lados, mostrando que las cosas en el estado están muy lejos de la imagen de un ambiente de prosperidad y calma que busca venderle a Enrique Peña Nieto.
La desesperación por mostrar a Javier Duarte cerca del Presidente Enrique Peña es tal, que hasta alteraron sus palabras para manifestar una proximidad que obviamente el discurso no mostró.
La visita de EPN evidenció la lejanía que tiene con Javier Duarte y en contraste, la interacción directa con los senadores Yunes, los rojos, Héctor y José.Señales de este tipo son más que significativas porque la carrera hacia el 2016 ya empezó y tomará mayor fuerza conforme pase el tiempo.
Pero además está la característica de que en 2016 quien tendrá la última palabra para seleccionar al candidato del PRI al gobierno del estado de Veracruz será el Presidente de la República.
¿Cuánta es la cercanía que existe entre el Presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Javier Duarte de Ochoa?.
La muestra palpable, reciente y fehaciente, es la fotografía que la misma Presidencia de la República distribuyó del evento, donde se mira al Presidente más que sonriente teniendo a un lado a Jorge Carlos Ramírez Marín, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y del Senador Gerardo Sánchez García, Presidente del CEN de la CNC.
¿Quiere comprobar ésta fotografía?. Aquí está.

En lo privado Enrique Peña Nieto no le prestó atención a Javier Duarte.
En cambio las referencias mencionan la afabilidad con que trató a los senadores Héctor Yunes Landa y José Francisco Yunes Zorrilla, con los cuales tiene muy buena relación.
Javier Duarte quiere mostrar una cercanía que no existe, al grado de que le ordenó a su equipo de comunicación social (¿o alguien de ese circulo se lo recomendó?) alterar el discurso presidencial para simular que le hacían grandes alabanzas.
El comunicado 0057 del gobierno del estado de Veracruz muestra una fotografía donde Javier Duarte sonríe, mientras Enrique Peña está serio y le pone una mano sobre el hombro derecho. Atrás Gerardo García mira a Javier Duarte con cara de interrogación.
Pero lo grave es la manipulación burda y más que evidente que se buscó hacer en ese boletín, donde se apuntó que Peña Nieto dijo que “Veracruz es el gran aliado para transformar a México”, palabras nunca dichas por el Presidente.
Si duda de lo que le digo puede revisar el discurso presidencial en http://www.presidencia.gob.mx/articulos-prensa/palabras-del-presidente-de-los-estados-unidos-mexicanos-licenciado-enrique-pena-nieto-durante-el-acto-conmemorativo-del-99-aniversario-de-la-promulgacion-de-la-ley-agraria-del-6-de-enero-de-1915/.

Otras palabras atribuidas al Presidente de la República y que nunca fueron pronunciados son las siguientes:
“Gobernador Javier Duarte de Ochoa, muchas gracias por el compromiso invariable que su administración ha hecho para que desde el Gobierno de la República sumemos esfuerzos que multipliquen las acciones en beneficio de los mexicanos y los veracruzanos”.
Si Duarte no autorizó esta manipulación y hasta tergiversación del discurso de Peña Nieto, por lo menos debe despedir y exhibir a quien ordenó hacerlo. Pero no lo hará, porque fue quien dio la instrucción. Los hechos lo demostrarán.
Javier Duarte tuvo además otro gravísimo error: no mencionó la asistencia de Jorge Carlos Ramírez Marín, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.
Actitudes arrogantes u olvidos como este son parte de los elementos que han sumado para que su prestigio entre el gabinete presidencial sea malo, lo que tampoco le ayuda para mejorar su relación con la Presidencia de la República.
Lo peor de esto es que al estar el gobernador alejado de la administración federal hacia Veracruz disminuyen los recursos de todo tipo y entonces tenemos la parálisis administrativa que se vive, por la pésima gestión financiera del gobierno del estado.
Precisamente esta mala gestión es lo que propició que se le tenga a Javier Duarte más que alejado de los círculos del poder del gobierno federal.
Pero también motivó a los maestros a ir a protestar, cuando supuestamente había dicho que en Veracruz el gobernador controlaba al movimiento magisterial. Los profesores reclamaron el retraso y retención en el pago de salarios y hasta de los aguinaldos y aprovechando el viaje también reclamaron por la reforma laboral que les quieren imponer. De hecho el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de Veracruz (SITEV) se pronunciaron por no regresar a clases hasta que les paguen los adeudos que tienen pendientes
Y aprovechando la visita presidencial también llegaron trabajadores de Tamsa reclamando la salida del dirigente Pascual Lagunes.
Pero por la conmemoración de la Ley Agraria, lo más significativo de que el gobierno de Javier Duarte no le presta atención a este rubro es el bloqueo que un grupo de campesinas hicieron a la carretera federal que une a Veracruz con el sur del país, exigiendo que se liberen recursos para proyectos productivos que les fueron aprobados en el 2012. Ya pasó más de un año y medio desde que se hizo el acuerdo para entregarlos, como mínimo, subsidios para comprar fertilizantes, agroquímicos y semilla de maíz.
Una muestra más, plena y contundente, de cómo el gobierno del estado cumple con sus compromisos.
Pero en fin, cuando la carrera gubernamental hacia el 2016 ya está en firme, los Yunes son los que van por delante, con un Erick Lagos que empieza a sumar fuerzas.
La designación de candidato por el PRI para el gobierno del estado en la elección del 2016 será muy distinta a la del 2010, porque la decisión final será del Presidente…
Y nada más.
Entonces ¿quiénes son los que realmente tienen posibilidades de ser candidatos al gobierno del estado de Veracruz para el 2016?
Publicar un comentario