viernes, 12 de septiembre de 2014

Podemos Ciudadanos Democráticos


Eduardo de la Torre Jaramillo
Escenarios

Después de una larga reflexión y acción política durante los últimos 25 años, quizá la herencia, el significado y el simbolismo de lo que fue aquel lejano 6 de julio de 1988; el clivaje de mi generación política, donde el objetivo fue instaurar la democracia en Veracruz y en el país;es pertinente recordar los esfuerzos electorales para combatir al régimen autoritario; primero en 1988 fueron las candidaturas del Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, a la par del esfuerzo democrático que hizo el MaquíoClouthier; como no recordar esos años de efervescencia política de los jóvenes, de la aspiración por un cambio político en México, de creernos “ciudadanos”.

Bastaron sólo 6 años de una modernización excluyente, para que México cayera en una espiral de violencia social y política; con el alzamiento del EZLN y los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y José Francisco Ruiz Massieu; posteriormente, se presentó la primera crisis de la globalización de 1994-1995.
Después vino el cambio de milenio y de siglo, y como todas las creencias sociales en esas fechas, pensamos que la transición política traía una transformación del régimen político y no una simple alternancia, la cual dejó ir el “bono democrático”, y al país se le condenó a la mediocridad política, económica y social; pero esa no fue la herencia del primer gobierno de la alternancia. Vicente Fox, el candidato que aplastaría con sus botas a “las víboras prietas, las tepocatas, las alimañas” terminó siendo un presidente ficticio que tuvo temor para gobernar.
El continuador de la alternancia fue Felipe Calderón Hinojosa, un doctrinario panista, con una preparación académica mucho más acabada que la de su antecesor, pero que por problemas psicológicos designó al gabinete más mediocre de los últimos 100 años; puso a sus cuates, por cierto inútiles para gobernar; quienes se esforzaron para emular lo que atinadamente afirma Denise Dresser “…todo aquello que el PAN fue creado para combatir: las dirigencias sindicales antidemocráticas y los gobernadores corruptos y las alianzas inconfesables y el cortejo de los poderes fácticos y los certificados de impunidad y el gobierno como lugar desde donde se reparten los bienes públicos”.
En esta narrativa breve y escueta, los actores políticos, como son los partidos, sólo tuvieron la aspiración de imitar al PRI, dejaron de ser democráticos, críticos, opositores, ciudadanos, propositivos, alternativos,en fin; hay que decirlo claramente, el fango “democrático” en el que habitamos fue creado por el subsistema de estos acomodaticios partidos políticos, y quienes son los únicos responsables del regreso del PRI a la presidencia de la república, son el PAN y el PRD (actualmente, idénticos a los priistas, éstos tuvieron su triunfo cultural sobre aquellos), éstos lo empoderaron, quizá hoy ambos partidos se autopregunten de manera cómica y con talante foxista “¿Y yo por qué?” soy el responsable del regreso del PRI, pues es muy fácil de explicarlo: 1.- la priízación del PAN y el PRD; 2.- la política mexicana no privilegia el interés público, sino los intereses particulares y de grupo; 3.- Del año 2000 al 2014, los partidos políticos han recibido aproximadamente 120 mil millones de pesos en prerrogativas federales y locales (en el 2011 nuestra democracia gastaba 244 pesos por voto, mientras en Brasil sólo 4 pesos); 4.- Tener un partido político en México, significa tener el mejor negocio familiar con costo al erario público: los González (PVEM), los Delgado (MC), los Anaya (PT), los exGordillo (Panal), los López (Morena), Los Chuchos (PRD), los Madero (PAN), 5.- Estos partidos políticos en los últimos 25 años han hechos reformas electorales, sin modificar el andamiaje institucional para arribar a una democracia; hoy celebramos que se cuenten bien los votos por el INE pero no de cómo llegan los votos a las urnas, particularmente de: la compra del voto, las clientelas, las prebendas, las corporaciones, la injerencia de los gobiernos estatales y municipales; en fin es una democracia saboteada.
Dado lo anterior, hoy nuevamente la ciudadanía tiene que replantearse una agenda de cambio político y de reconfigurar la transición a la democracia mexicana, y por supuesto que ya no es por la vía de los partidos políticos, porque todos están cooptados, ello como resultado del “Pacto por México”, que significó su liquidación como entes opositores; la única y real oposición en el país para el 2015 serán las candidaturas ciudadanas, éstas serán parte de una agenda amplia para reducir la desconfianza social hacia la política, los partidos y los congresos.
A todo aquel que aspire a un puesto de elección popular, tiene el derecho humano fundamental a las candidaturas no partidistas, es por eso que Podemos Ciudadanos Democráticos presenta en esta era postideológica de la política 7 ejes temáticos a desarrollar en el estado de Veracruz con los 21 candidatos ciudadanos a diputados federales: 1.- Combate a la corrupción, 2.- Seguridad Ciudadana, 3.- Agua, 4.- Medio Ambiente, 5.- Movilidad Sostenible, 6.- Conectividad, y 7.- Desarrollo.Nosotros optamos por las ideas y las propuestas que por las aspiraciones simplonas de querer ser simplemente candidato a diputado federal.
Sabemos que los requisitos jurídicos son el tema a resolver con estas nuevas candidaturas, sin embargo, se está en el mejor momento y lugar, porque la confianza en los partidos políticos a nivel nacional es del 11% promedio; además de la polarización política en la cual se encuentra Veracruz, y donde ya está afectando el desarrollo del estado; inclusive como nuestra propuesta es elevar la calidad de la política, hoy los candidatos ciudadanos serán electos a través de Internet (@PodemosCD, fPodemos Ciudadanos Democráticos, Blogger: Podemos Ciudadanos Democráticos), para lo cual copiamos los modelos políticos italiano y español, del movimiento cinco estrellas y del partido Podemos; si bien es cierto estaremos inaugurando una democracia electrónica local, la que nos conduce a olvidar y desechar la política tradicional del dinero, aspiramos a presentar candidatos ciudadanos con el menor costo económico posible, en el trayecto político una de las acciones a realizar será en caso de ganar alguna diputación, que quien resulte ganador sólo cobrará la mitad de su salario honesto y el resto se donará a instituciones como Cáritas, Bomberos, Cruz Roja, y demás Asociaciones Civiles que demuestren un trabajo social responsable.
Finalmente, porque necesitamos una Cámara de Diputados limpia de congresistas del viejo régimen político, y concretar una nueva forma de hacer política ciudadana. 
Publicar un comentario